domingo, 20 de noviembre de 2011

Tema de mi ensayo : "El amor una historia universal"

Las distintas concepciones sobre el amor.


Comenzare escribiendo una pequeña introducción sobre cómo es entendido y enfatizado el amor en nuestros tiempos. Es verdad que existen diferentes perspectivas de lo que es amor, el mundo y su desarrollo testifican de su importancia, ya que como lo dice el título de mi ensayo el amor es una historia universal. El amor es una necesidad humana que lo representamos en muchos aspectos de nuestra vida: la comunicación, el noviazgo, el matrimonio, la paternidad, la sexualidad, la familia, en la música, en el deporte, en el cine, en el teatro, en la literatura, la pintura, etc.
En las últimas décadas de nuestra sociedad  nos hemos formado un concepto de amor desde mi punto de vista, muy incompleto, olvidándonos que el amor está ubicado en lo profundo de nuestro ser y está vinculado con el mundo emotivo, intimo, inmaterial,  siendo que este es un sentimiento que  consciente o inconscientemente pero lo vamos poniendo en práctica en muchas  actividades de nuestra vida cotidiana individual y social.
Creo que nunca encontraremos un término específico para explicar el amor, pues debido a  la diversidad de usos y significados y la complejidad de los sentimientos que abarca hacen que el amor sea especialmente difícil de definir,  pero independientemente de todos los significados que le podamos dar al amor lo que es un hecho es que todos los seres humanos vivimos y sentimos el amor, claro cada quien de forma muy diferente, pero todos lo experimentamos,  se podría decir que es una necesidad esencial para el vivir de todas las personas, de hecho se comprueba que mucho de nuestra estabilidad emocional y mental depende de que amemos y nos sintamos amados.
Remontándonos en el tiempo,  el sociólogo Auguste Comte  ponía el amor en un término rebasando cualquier visión individual o de pareja, él decía que este sentimiento debía de ser invocado en forma de altruismo “vivir para el otro” fundando así una nueva moral social “amor, orden y progreso”. Haciendo una pequeña comparación de Comte con un sociólogo más actual como Niklas Luhman, él decía que el amor “no es en sí mismo un sentimiento si no un código de comunicación de acuerdo con cuyas reglas se expresan, se forman o se simulan determinados sentimientos” eh aquí que nos damos cuenta de las diferentes formas de hacer una interpretación sobre lo que es el amor, y que desde la antigüedad hasta nuestra actualidad ha sido y será un tema muy interesante,  el cual creo que nunca pasara de moda  para realizar investigaciones, escribir libros, etc.
Ahora platicare un poco sobre cómo comenzó mi interés sobre este tema “EL AMOR”
Decidí escribir sobre este tema porque primeramente es un gusto personal, desde siempre me han interesado las películas que tratan de historias de amor, los libros que relatan historias románticas, y comenzó a inquietarme el pensar que ¿escribirán los autores sobre el amor?, ¿cómo explicaran  que es?,  ¿qué tantas formas de expresar amor existirán?, ¿qué tan importante es el amor en nuestro mundo?, ¿en nuestra sociedad?, etc. Eran muchas cosas las que me interesaban saber,  había conocido ya varios conceptos de amor en las películas y libros, pero me interesaba conocer aún más a fondo, mi inquietud era conocer todos los significados que engloba la palabra amor.  Y de ahí me fue interesando muchísimo este tema, y hoy que se me presento la oportunidad de  escribir este ensayo pues decidí hacerlo sobre el amor, cuando comencé a investigar sobre el amor me di cuenta que es un terreno muy vasto el cual es imposible querer abarcarlo todo, entonces decidí seleccionar algunos textos los que me parecieron más interesantes y más completos y de ahí comenzar mis escritos sobre el amor. 
Decidí ponerle a mi ensayo el título de EL AMOR “UNA HISTORIA UNIVERSAL” porque en base a los textos que leí me di cuenta que el amor en sus diversas formas de expresarse va formando historias, y al tratarse de un tema que no es especifico, que puede utilizarse en tantos aspectos de nuestra vida, y que pertenece a todo el mundo y a todos los tiempos, esto quiere decir que es universal , me pareció muy adecuado ese título, además que me parece que suena interesante.
Me causa mucha emoción el hecho de poder escribir sobre el amor, y no debemos de creer que el escribir sobre este tema carece de importancia, al contrario es un tema que debe ser tomado con mucho interés ya que el amor  es experimentado por los seres humanos desde el tiempo pasado, en la actualidad y lo seguirá siendo en el futuro.
Mi principal interés en este ensayo es conocer y citar los múltiples sentidos que tiene el amor, mencionaré algunos aspectos de nuestra vida cotidiana en la cual hacemos presente el sentido del amor, no especificando edad, tiempo y lugar, porque el amor puede ser vivido por todos los seres humanos, en la edad que sea, no importando el lugar en el que se encuentre, ni la época en la que se viva. Mi idea es que precisando el sentido verdadero de la terminología de esta palabra podamos conocer la esencia del amor para poder comprender su trascendencia en la vida.
En el transcurso que llevo investigando sobre este tema me pude percatar que la mayoría de las personas tenemos una idea muy parcial de lo que es el amor, al yo comentar con algunas personas que haría mi ensayo sobre este tema su primera reacción era pensar en amor de pareja, enamorarse o algo relacionado al amor entre hombre y mujer, también me di cuenta por sus comentarios que se imaginaban con amor cosas cursis, tiernas etc. Tomando en cuenta estas ideas que tenemos la mayoría de las personas hacen que mi tema me parezca aún más interesante y de mayor importancia. El objetivo de mi ensayo es hacer más grande el concepto que yo tenía sobre el amor, desarrollando los diversos conceptos y al conocerlos poder hablar ante los demás con la clara seguridad de saber todo que abarca la palabra amor.
Desarrollo de mi tema.
Comenzare a desarrollar mi tema citando el significado general y común que la mayoría de nosotros hemos conocido de la palabra amor.
El amor es un concepto universal relativo a la afinidad entre seres, definido de diversas formas según las diferentes ideologías y puntos de vista (científico, filosófico, religioso, artístico), es considerado como un conjunto de comportamientos y actitudes, incondicionales y desinteresadas, que se manifiestan entre seres con la capacidad de desarrollar inteligencia emocional. El amor es una realidad que hace referencia a múltiples aspectos de nuestro ser, en la vida cotidiana lo ponemos en práctica de diversas formas, todos los seres humanos vivimos, sentimos, expresamos, experimentamos y demostramos el amor de maneras muy diferentes.
Y es aquí donde comienza lo más interesante de mi tema, ahora hablare de las distintas formas de amor que existen.
Amor de pareja
Este amor se podría definir como un sentimiento que une a dos personas (hombre y mujer) que se aman de igual a igual, es una relación que nos permite expresarnos ante nuestro ser amado, compartir de manera libre nuestros pensamientos y emociones. Para que el amor en una relación sea verdaderamente amor, es fundamental ser sinceros con la otra persona, y desear su bienestar, y el compartir experiencias con tu pareja a lo largo de la vida va formando de una manera bonita y completa el amor.
La Real Academia Española señala que “Cada hombre enfrenta la vida de forma diferente y lo expresa a través del amor de pareja. Esto demuestra que la forma de amar de cada ser humano refleja la forma intima de ser y de vivir”
El amor en una pareja se va viviendo en diferentes etapas de la vida comenzaremos con el:
Enamoramiento: El autor Gary Chapman, en su obra Los cinco lenguajes del amor, define que “estar enamorado” no es amor. El enamoramiento no se planea sucede, se podría decir que este es el comienzo de un sentimiento de amor. Por lo regular el enamoramiento se  da a base de una atracción física, de un gusto exterior, por esta razón no podemos llamar al enamoramiento amor, porque el amor se va formando con el convivir y conocer a la otra persona. Y como pasa en nuestra sociedad, la mayoría de las personas decimos estar enamoradas en muchas ocasiones antes y al comienzo de una relación.
Los que hemos experimentado estar enamorados seguramente coincidiremos con que este sentimiento nos provocó  una experiencia emocional diferente a cosas que habíamos vivido antes. Se dice que el enamoramiento es a corto plazo, es espontaneo solo demostramos la euforia que sentimos al momento. El estado del enamoramiento muchas veces tiende a disminuir nuestro énfasis racional  y en ocasiones nos encontramos haciendo cosas que no haríamos si estuviéramos más sobrios emocionalmente.
La siguiente etapa del amor de pareja es: El noviazgo.
Es una relación amorosa entre un hombre y una mujer, esta relación es un estado transitorio,  ya que al iniciar una relación de noviazgo es porque en un tiempo futuro se pretende formalizar esa relación con el matrimonio, el noviazgo no puede ser una relación que dure para toda la vida, llega el momento en que se termina, para pasar a la siguiente etapa que es el matrimonio o en el caso contrario termina porque no es realmente lo que queremos.
En el noviazgo se pasa de la mera simpatía o del solo gustarse a una nueva relación en la que ya actuamos con más entrega, comprensión, delicadeza  y respeto, y sobre todo en la cual ya reflejamos con actos el amor que sentimos hacia nuestra pareja.
El amor no se improvisa, requiere de una madurez para unir las vidas de las personas. Y es en esta etapa del noviazgo, cuando los seres humanos vamos formando esa madurez, ya que el amor nos hace que vallamos teniendo ciertos comportamientos que van demostrando que en realidad existe este sentimiento. El amor que se ve reflejado en el noviazgo se forma en el interior de nuestro ser, pero es necesario demostrarlo de manera que sea perceptible para la otra persona.
Hay una frase muy común que todos conocemos y que en repetidas ocasiones se les dice a las parejas en el noviazgo “el amor es ciego”, desde mi punto de vista este término no me parece tan correcto, pero este concepto es utilizado cuando lo que estamos expresando solo es  un afecto de enamoramiento pasional y emocional, no sentimental lo que hace que veamos solo lo positivo en la persona la cual decimos amar, pero en realidad no es el amor si no los afectos los que pueden ser ciegos.
Continuaremos hablando ahora de la etapa de: El matrimonio.
El amor y el matrimonio son dos términos que se dirigen en la misma dirección ya que  ambos parecen brotar o aparecer desde las mismas motivaciones para colmar idénticas necesidades humanas. La mayoría de las parejas llegan hasta esta etapa impregnados por la esencia del amor, esta es una nueva etapa que caracteriza el sentimiento amoroso.
Un verdadero amor en el matrimonio, crea en la pareja un signo indeleble de lealtad para con el otro de: fidelidad, verdad, entrega y unión y es en este punto cuando el amor logra el desarrollo pleno de un ser. En el matrimonio es donde el amor alcanza su plena madurez, es un amor que supone una concepción de lo que es, en profundidad, es cuando con la plena seguridad elegimos estar con una persona para toda la vida.
 La forma más alta de amor consiste en el auto donación de la propia persona (regalar mi vida al otro). El matrimonio es uno de los caminos en que es posible realizar la entrega de uno mismo, ya que es la institución del compromiso total entre un hombre y una mujer para hacer efectiva la mutua entrega total, lo cual implica un para siempre y un solo tú. El amor es "totalizante": o todo o nada.
Esta es una etapa que no todas las personas se permiten vivir y no todas las personas tienen la ilusión de llegar hasta el matrimonio, esto es debido a que se forman un miedo hacia el matrimonio, pero yo creo que cuando el matrimonio se efectúa  con verdadero amor, la experiencia que vives es plenamente satisfactoria, tanto emocional y sentimentalmente como físicamente también. Y el acto de amor principal del matrimonio es entregar tu vida a tu pareja y que de la misma forma él te entregue la suya y así formar una sola.  En el matrimonio el amor requiere de un mayor esfuerzo y una mayor dedicación, para que perdure para siempre, porque el amor se va formando con el día a día, entonces se necesita de un cuidado muy especial con el actuar de cada día y así el amor será siempre amor.
En el amor entre pareja mi último punto a desarrollar es: La sexualidad.
Un aspecto central del amor lo constituye la sexualidad. La experiencia del amor tiene que ver con la satisfacción sexual. La sexualidad implica una conexión intima entre amor y atracción sexual. Este tipo de amor no ha sido reconocido socialmente a lo largo de nuestra historia como un sentimiento suficiente o valido para formar alguna relación perdurable.
Para Erich Fromm el amor cuenta con un aspecto psicobiológico donde lo femenino y lo masculino buscan por principio el amor.
La sexualidad es una forma de vivir la intimidad con tu pareja, yo lo definiría como una forma de comunicar amor a la persona que amamos, la sexualidad debe ser un lenguaje de amor. El amor físico se experimenta en el acto “hacer el amor”.  Se dice que el amor humano debe de estar formado por tres ingredientes a fin de que este sea autentico: el físico, el psicológico, el  espiritual y el cultural.  Y hablando de la sexualidad, el amor entre dos personas emerge de la atracción física en un principio, entonces este término de la sexualidad no es de mayor ni de menor importancia que las demás etapas del amor de pareja. La sexualidad desconectada del amor y de los sentimientos conduce a lo neurótico, falsifica su verdadero sentido, la sexualidad es un punto clave para dar madurez y fuerza al amor, pero si esta se realiza sin amor pasa de ser de un acto de entrega, de intimidad, de conexión, de comunicación a solo prácticas de sexo.
La sexualidad es un lenguaje cuyo idioma es el amor.  Por eso la relación sexual debe darse por el amor a la otra persona, que es una entrega rica y diversa, que vincula a lo corporal, a lo psicológico, a lo espiritual y a lo cultural, así el acto sexual es auténtico y verdadero.
En el amor inteligente se usa la cabeza y el corazón a la vez, en conformidad con la realidad de lo que son las cosas humanas. Por eso es que la sexualidad nos es algo puramente biológico, si es un placer ligado al cuerpo pero que se expresa y se siente en el corazón, en lo más íntimo de los seres humanos.


El amor y comunicación los productos del sentimiento.
El amor es una fuente de una amplia producción comunicativa en el orden de nuestra vida cotidiana individual y social.
El principal elemento en la comunicación es el lenguaje, mediante este los seres humanos expresamos nuestros sentimientos,  y así podemos mantener una relación con otra persona, aunque cabe mencionar que las personas nos podemos comunicar tanto verbal como no verbalmente, el llanto, los gritos, la risas, los gestos, las miradas también son formas de comunicación. Llegar a comunicarse de manera que cada uno aprenda del otro y pueda responder a sus deseos asegura que cada experiencia amorosa sea única y espontánea.
Independientemente de las relaciones que tengamos en nuestra vida con nuestra pareja, amigos, familia, escuela, trabajo etc., es necesario que en estas podamos expresar el amor que sentimos al realizarlas, y para esto es primordial la comunicación que establezcamos, porque como ya lo mencione al inicio de este ensayo el amor es algo que sentimos en lo más profundo de nuestro ser pero no se puede quedar ahí, debe ser demostrado y la comunicación es una forma de hacerlo, lo podemos poner en práctica diciendo palabras bonitas a la otra persona, dándole un abrazo sincero, mirándole de una manera especial, regalándole una bella sonrisa, prestándole la debida atención en una conversación, compartiendo sueños, ideas, emociones, alegrías, tristezas, estas son diferentes formas de comunicar amor, y el realizarlas nos dan una satisfacción individual muy grande.
Revolución del romanticismo. El amor es una interacción sin fin, no solo cambia la mirada histórica sobre cómo es reflexionado el amor a lo largo del tiempo, no solo contribuye a constituir la manera estrictamente de sentir el amor, sino que también ocupa otros intereses de los humanos. Los medios de comunicación nos dan un amplio terreno de cómo podemos estar relacionados siempre con el sentimiento del amor.
A mediados de los años noventa, los americanos llamaron “La revolución romántica” fue una época donde se dio ese primer giro del gusto hacia la novela sentimental y las películas que narraban historias de amor. La literatura, las películas, los programas de televisión, las revistas que tratan sobre el sentimiento del amor dirigen la mirada hacia problemas individuales que tienen que ver con el verdadero modo de ser, con el sentimiento, con el alma.
La novela romántica es la gran escuela de amor. En ella están concentrados los deseos del mundo que somos, la manera en que quisiéramos ser amados, romper la soledad, alcanzar la felicidad. El amor dicta nuestros sueños, y dicta también el lenguaje con el que podemos entendernos con esos lados ambiguos, aleatorios y oscuros de nuestra vida.


Estado de ánimo. El amor una estabilidad mental,  física y emocional.
Ahora voy a hablar de cómo depende que amemos y seamos amados para mantener un estado emocional y mental bueno.
Hace tiempo vi un reportaje en el cual decían que el amor se siente físicamente, que cuando una persona sufría una decepción amorosa aparte de su estado de ánimo triste y decaído, en el corazón se siente un dolor como si este se oprimiera y como si en realidad le dieran un golpe, esto es debido a las emociones que sentimos al estar enamorado, por eso cuando nos sentimos felices, cuando amamos y somos correspondidos también reflejamos físicamente nuestro bienestar, y cuando nos sentimos tristes y no amados nuestro estado de ánimo decae mucho y también físicamente lo damos a notar.
La antropóloga Helen Fisher, de la Universidad de Rutgers, EE.UU dice: “Cuando nos enamoramos, en nuestro cerebro se activa una zona que produce dopamina, un estimulante natural del sistema nervioso que nos hace enfocarnos, mentalizarnos, tener más energía y movilizarnos hacia nuestro objetivo: la persona amada”. Esta actividad es tan evidente, que se puede ver en un escáner cerebral.
Y no es todo. El cerebro es tan sensible, que todo lo que hacemos, sentimos o pensamos deja una huella en él.
Todos hemos mencionado o escuchado al menos la frase de es “La química del amor” y esta es una expresión muy acertada.  En la cascada de reacciones emocionales hay electricidad (descargas neuronales) y hay química (hormonas y otras sustancias que participan). Ellas son las que hacen que una pasión amorosa descontrole nuestra vida y ellas son las que explican buena parte de los signos del enamoramiento.
A lo largo de nuestra vida cotidiana experimentamos con suma frecuencia diferentes emociones como: tristeza, alegría, miedo, ira, etc. Si reflexionamos sobre la causa y sobre lo que pensamos, sentimos y que hacemos cuando estamos bajo un estado emocional concreto como lo es el amor, esto incluye estar enamorado de una persona, o también el sentimiento de amor que sentimos hacia una actividad o hacia una cosa,  podremos entender este fenómeno. Éste puede ser agradable o desagradable y de la valoración que hagamos (interpretación) nos llevará a cambios importantes en nuestro comportamiento.
Cualquier emoción que provoca el amor tiene unas características motoras determinadas y observables, a través de la postura, la expresión facial, los gestos, etc., es decir, a través de la comunicación no verbal podemos notar si una persona está  triste, contenta, decepcionada, si está enamorada etc.

Concepción egoísta. El amor en la sociedad capitalista.
El capitalismo sitúa a la sociedad dentro del marco de un proceso de producción. Con este marco, el amor se convierte en un elemento más de dicho proceso. Las empresas analizan al ser humano y buscan la forma de extraer de él la mayor cantidad de consumo, no dudando en utilizar el amor y el sexo como reclamo de un modo desnaturalizado y grotesco: la empresa evoca en el consumidor sentimientos amorosos y de deseo, pero su fin último no es buscar el amor ni el sexo por parte del consumidor, sino su dinero y su trabajo. Como consecuencia, se produce deshumanización al identificarse el amor a otro ser humano con el amor a un producto, ya que dicha asociación trae, inevitablemente, la asociación del propio ser humano con un producto. Se considera que el capitalismo produce una perversión del concepto natural del amor, situando al ser humano como parte de una máquina productora y destruyendo el concepto del cuerpo y el alma.
Manifestaciones del amor.
Amor auto personal: El amor propio, amor compasivo, es, desde el punto de vista de la psicología humanista, el sano amor hacia uno mismo. Aparece situado como prerrequisito de la autoestima y, en cierto contexto, como sinónimo de ésta. Es algo positivo para el desarrollo personal e indispensable para las buenas relaciones interpersonales, y no debe confundirse con el narcisismo  (amor a la imagen de sí mismo), que conlleva egocentrismo y que coincide con una autoestima baja. Para el budismo, que califica al ego como una mera ilusión de nuestra mente, el amor real, amor compasivo, sólo existe cuando se dirige hacia otra persona, y no hacia uno mismo. Para el psicoanálisis, que, de forma completamente opuesta al budismo, califica al ego como la única realidad, el amor auto personal siempre es narcisismo, que puede ser, a su vez, saludable o no saludable.
Amor universal: Amor espiritual que, según diferentes religiones, todas las personas pueden llegar a profesar al medio natural y que los grandes místicos experimentan como expresión del nirvana, éxtasis o iluminación, estados de conexión absoluta con el universo o con Dios. Es una manifestación sublime en la que se eclipsan o confluyen el resto de las manifestaciones. El escritor y maestro espiritual Eckhart Tolle  sostiene que el amor, como estado continuo, aún es muy raro y escaso, tan escaso como un ser humano consciente.
Conclusiones de mi tema.
Me resulto bastante interesante investigar y poder escribir sobre este tema, creció mucho mi conocimiento sobre el amor, me di cuenta que no tenía idea de varias formas de manifestar amor que existen. Concluyo de este tema que a pesar de tan diversas formas de amor que vivimos siempre todas están relacionadas, y que aunque cada una se enfoca en diferentes aspectos y momentos de nuestra vida no cambia que el amor es un sentimiento interior y que es verdadero, y que no solo es un sentimiento bueno o que nos haga actuar de una manera correcta o agradable, también pude darme cuenta y lo mencione en el desarrollo de mi tema, que el amor también puede ser manifestado como una forma de egoísmo, y esto nos hace actuar de una manera equivocada.
Ninguno de todos los seres humanos en el mundo estamos  exentos de sentir amor, cualquier persona puede experimentar este sentimiento, y puedo decir que todos somos capaces de controlar este sentimiento, para que sea bueno, solo es cuestión de querer hacerlo. Creo que este tema debe ser tomado como muy importante para la vida del ser humano, porque lo queramos o no todas las personas nos vemos relacionados con este sentimiento, y considero que debemos tener el conocimiento suficiente sobre este sentimiento para poder manifestarlo de manera correcta y saber cómo expresarlo con las demás personas.
No me pareció para nada un tema aburrido, sino al contrario muy interesante, lo considero algo difícil debido a tanta información, libros, artículos etc., que hay sobre este tema, entonces si fue algo difícil considerar tanta información y tener que seleccionar la que me pareció más cierta y más interesante, y me gusta mucho el tema de amor porque es algo real, un acontecimiento que estamos viviendo actualmente y que seguirá siempre presente en la vida de cada ser humano, además que considero que es un tema muy bonito para escribir sobre él.

Fuentes de información.
Pareda, Rosa. 2001. El amor una historia universal. Espasa Calpe. Madrid.
Fromm, Erich. 1959. El arte de amar. Ediciones Paidós Ibérica. Ciudad de México.
Rodríguez, Morales, Zeida. Sarah Corona Berking. 2000. “El amor como vinculo social, discurso e historia: aproximaciones bibliográficas”. En: Espiral. Vol. VI N° 17. Pág. 49-70.
Ortega y Gasset, José.1994 (1939). Estudios sobre el amor. EDAF. Buenos Aires.
Chapman, Gary. 1992. Los cinco lenguajes del amor. Unilit. Miami.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada