lunes, 21 de noviembre de 2011

El entorno familiar y social como determinante en el comportamiento



Para comenzar diré que la elección de mi tema fue a causa de dudas sobre ¿Qué determina nuestro comportamiento? ¿Por qué tomamos ciertas decisiones? ¿Qué es lo que nos lleva a actuar de diferente forma?, y aun así buscar cosas parecidas como el ser felices, claro cada persona a su manera. Porque lo queramos aceptar o no todos buscamos el estar de una u otra forma bien, aunque para unas personas sea más complicado o no sepan cómo lograrlo.
Entonces que es lo que determina que algunas personas sepan llevar sus cualidades y otras no, que nos lleva a tener inseguridad, a no sentirse capas, a tener miedos, a ser indiferentes, a no preocuparse de nada, a preocuparse de más, ser agresivas, a tener conflictos al interactuar con la gente que te rodea, que determina la conducta del ser humano del ser social. Cómo comportarse en el mundo real que sea la forma más sana.



Etapas del desarrollo

El desarrollo y, en general, la vida del ser humano pasa atreves de sucesivas etapas que tienen cada una características muy especiales. Cada una de ellas funde en la etapa siguiente. Sin embargo no se sabe exactamente en qué momento empieza o termina cada una de estas etapas. Pues en el desarrollo influyen diversos factores individúales, sociales y culturales. Por eso es que cada ser humano tiene su propio ritmo de desarrollo.
Por lo general se considera que las etapas de desarrollo son las siguientes:

La etapa pre –natal

Se desarrolla en el vientre, desde que lo engendra hasta su nacimiento. Pasa por tres periodos:
Periodo zigoto: se inicia en el momento de la concepción.
Periodo embrionario: que dura unas seis semanas.
Periodo fetal: en donde el feto ya tiene la definida forma de ser humano.
Hoy en día se le da mucha importancia a esta etapa, porque es ahí donde se comienza a formar la personalidad. Todo lo que pasa dentro y fuera de su fuente vital de vida deja una huella en su ser.

La infancia

Es la etapa que va del nacimiento hasta lo seis o siete años. En este periodo es donde se empieza aprender a gatear, caminar, hablar, a reconocer su entorno familiar es donde comienza su formación.

Desarrollo cognoscitivo: hasta los seis o siete años pasa por los siguientes periodos de desarrollo:

1-Periodo de inteligencia censo motora: se interesa por ejercitar sus órganos sensoriales, sus movimientos y su lenguaje.

2-Periodo de la inteligencia concreta:

a. Fase de pensamiento simbólico (2-4 años) se manifiesta también en juegos imaginativos.

b. Fase del pensamiento intuitivo (4-7 años) se basa en los datos perceptivos.

Se produce el egocentrismo, todo gira en su entorno al “yo” es incapaz de distinguir entre su punto de vista y el de los demás.

Esta es la etapa primordial para el desarrollo, es el momento en que todo lo que ve y se le dice, lo adopta como suyo, por lo mismo se tiene que tener en que se les dice y el ejemplo que se les da. La mayoría de los problemas con las siguientes etapas comienza en la infancia.

La niñez

Es entre los seis a los doce años, es donde el niño comienza la etapa de ir a la escuela a tener convivencia con seres de su misma edad.

Esta caracterizado por una especie de reposo de los impulsos, para concentrarse en la conquista de ser social.

La socialidad que se desarrolla es “egocéntrica” te doy para que me des. Sus mejores amigos son los que le dan más. Desarrolla funciones cognoscitivas, afectivas y sociales.

a. Cognoscitivas: desarrolla la percepción, memoria, razonamiento etc.

b. Afectivas: aprende y desarrolla el sentimiento del deber, respeto a los demás, amor propio, estima de sí.

c. Social: la escuela contribuye a extender las relaciones que son relevante para su personalidad.

Características

-Aprende a no exteriorizar todo.

-Son muy imitativos.

-Se vuelve más objetivo y es capaz de ver la realidad como es.

-Su comportamiento es más firme sobre sus realidades emocionales.

Al ser social desarrolla un comportamiento masa firme sobre sus realidades emocionales.

Adolescencia

Esta etapa es entre los doce o trece hasta los dieciocho años. En esta etapa se deja de ser niño pero sin alcanzar la madurez.
Comienza la actividad hormonal, hay cambios en su cuerpo, busca la separación de sus padrés pero a la vez su protección.

Su capacidad de pensamiento ya es mayor.

Desarrolla su espíritu crítico.

Discute para probar su capacidad.

Gran intensidad de emociones y sentimientos.

Se pasa con facilidad de un estado de ánimo a otro.

Se tiene la necesidad de sentirse valorado, aceptado y reconocido por su entorno.

Esta es la etapa de más rebeldía y en donde el entorno social influye en su comportamiento.

La juventud


Entre los dieciocho a los veinticinco años, es la etapa donde se es más reflexivo y analítico, es la mejor etapa para el aprendizaje intelectual, ya se sabe lo que está bien o mal, se comienza a tener prioridades, es el momento donde se escoge la carrera, se definen gustos, se comienza a buscar un camino y a independizarse de la familia.

Si se tienen sus convicciones bien definidas será más fácil distinguir sus prioridades y necesidades.

Se va alejando cada vez más de la familia y se abre camino a relaciones sociales.

Se comienza a fijar metas y objetivos.

De no haber tenido un entorno tan agradable el joven se puede ver en problemas, como no tener definidos sus gusto, no saber qué es lo que se quiere hacer o estudiar, ser demasiado inmaduro o sin metas claras.

La adultez

Entre los veinticinco a los sesenta años, es en donde se supone el adulto estaría en la plenitud de su desarrollo biológico y psicológico. Su carácter y su personalidad son firmes y seguro, es la etapa en la que se es maduro, capaz de saber sus posibilidades y limitaciones.

El adulto maduro se distingue por controlar su vida emocional, se adapta por completo a la vida social, se es mas objetivo.

Cuando el adulto es inmaduro sus características son, no controlar su reacción emocional, falta de objetividad, inconsciente, irresponsable, poco tolerante e inadaptado, esto puede llevar al adulto a tener problemas como:

· - Poco placer en las actividades

· -Se pierde visión del futuro

· -Estado de ánimo triste o ansioso

· -Desesperanza, pesimismo y miedo

· - Auto devaluación

· -Incapacidad de enfrentamiento

· -Descuido de obligaciones

· -Mal rendimiento en el trabajo

Ancianidad

Aproximadamente se empieza a los 60 años es la etapa donde hay disminución de fuerzas y deterioro de las funciones.

Se vive más en función del pasado

Los ancianos que han tenido una adultez inmadura no saben adaptarse a sus condiciones de vida, reaccionan agriamente a sus familias y al ambiente social.

Cada una de estas etapas es de gran importancia para nuestro desarrollo. Todo lo escrito anteriormente varía mucho dependiendo de las capacidades y personalidades de cada uno. Cada quien tiene su tiempo y sus necesidades muy particulares, por lo mismo todo lo que se quiera hacer sea lo que sea es aceptable mientras sea en beneficio de la persona.

Una sociedad que cada vez va más rápido

En esta sociedad en la que vivimos, en ocasiones no se es lo suficientemente hábil para afrontar todos los estándares que nos han impuesto, teniendo que lidiar continuamente con ser juzgados de si somos útiles o no para el mundo que está en continuo cambio y esto lleva a decir que no se es lo suficientemente capaz de enfrentar lo que se supone todos deberíamos hacer, que sea lo correcto según las normas impuestas por la sociedad, como el tener una carrera, un buen trabajo, en donde te paguen bien, una familia modelo, un comportamiento impecable y hacia atrás ni para agarrar vuelo, en donde se es calificado como malo el ser débil o no tener las destrezas que según son necesarias para conformar a la persona modelo. Pero ¿cómo estar lo suficientemente preparados para un mundo que está en constante cambio? ¿Cómo llenar sus expectativas sin dejar de lado lo que queremos realmente?

Para mí la respuesta estaría en no buscar lo que otros quieren, tratando de llenar lo que para ellos es lo correcto sino buscar lo que para cada uno es lo mejor, hasta donde se pueda llegar, aunque no se viva según lo establecido.

Patrones de conducta

En la infancia, los bebes no saben lo que es bueno o no, son un lienzo en blanco, todo lo que aprendan de ahí en adelante tendrá que ver con la forma en la que son educados, los padres o las personas con las que el niño crezca, los adultos tienen un papel muy importante en su mentalidad, por medio de la repetición introducen información a su mente. Así es como aprendimos todo lo que sabemos. Utilizando nuestra atención aprendimos una realidad completa una realidad aprendida. El cómo comportarnos en sociedad que creer y que no creer, que es aceptable y que no lo es, que es bueno, que es malo, que es bello, que es feo, que es correcto y que es incorrecto.

Si, los adultos que rodean al niño, lo alientan le dan ánimos para hacer cosas nuevas el niño crecerá con más confianza en cambio si le repiten constantemente que no puede o si le marcan sus defectos será más inseguro todo lo que se les repite constantemente se quedara marcado en su mente. Aunque no puedes juzgar a las personas con las que creciste, porque no sabes lo que ellos vivieron y porque son de esa forma, ellos solo nos enseñaron lo que ellos sabían, lo que creían correcto, como a ellos los educaron.

También algo que determina nuestro comportamiento es nuestra personalidad, cada persona tiene diferente temperamento, y esa es la razón por la cual aunque dos personas vivan la misma situación, por ejemplo una pelea no reaccionan igual, no puedes pedirle a una persona que es penosa que reaccione de la misma manera que alguien extrovertido, como son de personalidad diferentes, la forma en la que reaccionen va a ser distinta.

Todos tenemos capacidades y personalidades diferentes, por lo mismo la forma de interactuar y los ámbitos en los que nos desarrollemos van a ser diversos, no por eso unos van a ser mejor que otros, simplemente distintos.

Conclusión

Nosotros no escogemos a los padres, donde vivimos, la lengua, la religión, ni el entorno en el que nacemos, ni siquiera elegimos nuestro propio nombre simplemente estaban dadas por hecho. Todos somos el reflejo de nuestro entorno familiar y social.

Si cuando nacemos nuestra familia y nuestro entorno social es determinante para nuestra conducta y todo lo que somos es a causa de lo que hemos vivido, no queda nada que hacer , solo aceptar lo que nos toco vivir. Creo que si hay que aceptar las cosas como son y no estar martirizándote con lo que no fue.

En la vida hay muchas situaciones con las que no estamos de acuerdo nos quejamos disgustamos y nos sentimos mal con lo que es nuestra realidad, hay que ser capases de saber lo que se puede cambiar y si no estamos bien con lo que sucede pues cambiarlo, si somos leales con nuestros pensamientos es más fácil poder dar una solución a los problemas, sin honestidad no puedes cambiar un pensamiento o actitud, al darte cuenta de lo que te gusta o no en ti y en tu entorno. Solo en nosotros esta el cambio nadie va a llegar y decirnos ya no te preocupes desde ahora todo va a ser diferente, nadie tiene el poder de cambiarnos y como nadie te puede cambiar, nosotros tampoco podemos cambiar a nadie, la transición empiezan dentro de nosotros, no puedes buscar en otra persona lo que tienes que buscar dentro de ti.

No puedes cambiar al mundo, a la sociedad o a tu familia, los cambios son poco a poco se comienzan con lo que es más importante para cada persona.


Referencias

Bucay Jorge.2007.Camino de la felicidad.Bridge publications.

Chávez Martha Alicia.2007.Tu hijo tu espejo. Grijalbo.

Brendan Nathaniel.2003.Seis pilares de la autoestima. Paidos Ibérica.

Ruiz Miguel.1999.Los cuatro acuerdos .Amber-Allen Pub.

Estrada Inda Lauro.1997.Ciclo vital de la familia.Grijalbo.

Zigmunt Bauman.1992.Vidas desperdiciadas.Paidos Iberica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario