domingo, 18 de febrero de 2018

¿Que es una falacia?

Lo que entendí por falacia, es que viene del latín (fallacia), una falacia es una mentira o un engaño sin que la persona se pueda dar cuenta, por ejemplo, un trabajador de una empresa ha vivido en una falacia, en una mentira, la empresa lo tenía registrado con ciertas prestaciones y siempre no, otro ejemplo muy claro podría ser el gobierno, siempre está con sus falacias  “tratando de engañar a la gente” una persona utiliza una falacia porque no tiene otro recurso para obtener sus beneficios más que por medio de un engaño, construyendo argumentos que desvían quizás algún interés genuino.

También se conoce que existen diferentes tipos de falacias lógicas, las no formales , que son razonamientos en los cuales aportan las premisas que no es adecuado para justificar la conclusión a la que se quiere llegar. Se quiere convencer no aportando buenas razones sino apelando a elementos irracionales. Las falacias formales son razonamientos no validos pero que a menudo se aceptan por su semejanza con formas validas de razonamiento, se da un error que pasa inadvertido.

Así, podemos concluir que las falacias pueden ser intencionales y no intencionales, pueden tener un objetivo de dañar o no, o simplemente un error al concluir en un razonamiento confuso.


Como Sociedad, tendríamos que estar más atentos a las falacias de la información que se nos pueden presentar, llegar a los principios básicos de razonamiento, leer con atención, observar y actuar.

Critica a una persona

La siguiente crítica que me toca realizar, es observar alguna(s) persona(s) para redactar como se expresan, como se dirigen ante los demás para identificar sus rasgos, tomar lo bueno y ser un ejemplo hacia el futuro.

Hay personas en la vida que realmente te pueden cambiar la perspectiva con el simple hecho de verlos como se expresan, así, tan fuerte puede ser la presentación y la trayectoria de una persona con el simple hecho de hablar, aquí, llegaremos a una conclusión muy simple, entre más conocimiento y seguridad tengas al expresarte, independientemente de la edad, y si, si influye el nivel educativo, el nivel de información y conocimiento, puedes repercutir para bien en las demás personas, he quedado impresionado por el nivel de oratoria de la clase del rector Héctor Raúl Solís Gaeda, el laboratorio de sociologia que se imparte los viernes por la tarde llega a un nivel muy alto de conocimiento, de expresión, de teoria, el mismo rector confirma terminando la última clase la necesidad inmediata de grabar, varios alumnos, su asesor Carlos Álvarez Marín y el, se expresan ante la teoria y los retos de la sociologia moderna de una forma muy profesional, genuina y genial, realmente cubren las diferentes perspectivas de los sociólogos con una forma de análisis y comprensión muy alta, los problemas de la actualidad los definen como diría Anthony Giddens y Wright Mills en sus escritos, utilizando un contexto teórico – historico basto, como la imaginación sociológica, ver más allá de lo evidente confrontando todas las variantes y aristas de todas las visiones de un mundo occidental, todo pasa por el propio conocimiento, la sencillez de expresar algo muy complejo con palabras sabias pasa por la autodeterminación, el autoconocimiento, incluir en cada texto, en cada redacción la teoria  que nos enseñan, es utilizar a los autores, pasar por el tiempo, descubrir, enamorar  lecturas, citar y expresarnos de esa forma literaria es ejemplar para la identidad de cada sociólogo.

Es decir, poder practicar un lenguaje más basto, más teórico, más hábil para la expresión en base a muchos fundamentos, será el cambio que realmente se necesita en nuestro país.


Este ejemplo, significa mucho para empezar a estudiar sociologia como los grandes, tendríamos que seguir a estos personajes locales de conocimiento basto y llevar sus enseñanzas a las calles, llevarlo en la vida diaria, en las escuelas, con los jóvenes, en las tomas de decisiones, tendríamos que juntarnos con más con ellos y con esto, aprehender a tener más opciones de no caer en falacias, cambiar la perspectiva de los demás en base a la expresión correcta y adecuada también sería lo indicado,  tal y como en los viejos tiempos, cada día la sociedad se hace más compleja y con ellos se pierden valores como diría Durkheim  por ejemplo, si Pericles, fue capaz de ser una diferencia en la historia por su nivel de oratoria, de expresión ante su pueblo con el arte y la sabiduría, así, aquí tendríamos que realizar ese mismo ejemplo para tener mejores gobernantes.   

martes, 13 de febrero de 2018

José Roberto Madrigal Briseño

Crítica a una Película.
Expresión Oral y Escrita.

En esta ocasión, realizare la crítica a una película española llamada Ágora, dirigida por Alejandro Amenábar en el 2009, desarrollada en la ciudad de Alejandría, Egipto, a partir del año 391 d.C. 

Altamente recomendable para todo público y en especial para amantes de la historia, mi punto de vista es que sería impactante para todos los sectores católicos del país ya que la película contextualiza las guerras entre las religiones de la época, cristianos, greco–egipcios y judíos, en un enfoque particular, abordare la discusión por la autenticidad de sus dioses,  empieza a sonar a una trama peligrosa por los comentarios referentes a la religión de cada persona, llega  tal punto que desconoces las conductas humanas, de todo se preguntan, ¿tu dios te va resolver tus problemas? ¿si rezas con mayor alevosía de seguro te escucharan más tus dioses? Lo que más me sorprende es la postura de los cristianos referente a la ciencia, a la escuela que fomenta la sabiduría, en este caso, la biblioteca greco–egipcia es abatida, es inexplicable como una sociedad por su religión, puede destrozar el conocimiento que no les parece inapropiado para sus dioses o sus creencias.

Lo que ha pasado a través de la historia, es que las guerras y las religiones han determinado en gran parte el curso de nuestra sociedad, nos han formado como lo que somos y a grandes rasgos podemos entender como hemos "evolucionado" respetar el conocimiento empírico y ser tolerantes con los demás, sería una encomienda después de verla, también sería poco favorable basarnos en una suposición de miedo o de desconocimiento bajo el ideal de un ser todo poderoso, no quiere decir que uno este peleado con la fe, son cosas totalmente diferentes, los avances o el potencial que un hombre puede llegar con su fe pueden ser inalcanzables, ahora nos toca identificar los rasgos que nos han afectado, nos han ayudado y nos han dominado.


Como conclusión, en estos tiempos tendríamos que retomar el mayor conocimiento posible para realizar cambios buenos y tajantes.