lunes, 14 de noviembre de 2016

Reseña de "el principito"

Alondra Alcaraz



Alguna vez mientras estudiaba preparatoria me vi en la necesidad de hacer un ensayo, él  tema que elegí fue “¿para que la filosofía?” Ya que fue una de mis materias favoritas. 
En la búsqueda de una definición que me ayudara a entender  lo que ésta es, me tope con una descripción muy particular por parte de un amigo, él me dijo “la filosofía es ser un niño”. Al ver la expresión que esto provoco en mi rostro supo que era necesaria una explicación, así que me pregunto “¿has notado que  los niños en la cual se cuestionan todo?”, entonces sonreí, ya lo había entendido.

Es precisamente esta una de las razones por las cuales este libro me parece adorable, el momento en que me topé con él fue justo en estos años, hacía tiempo que había dejado atrás la infancia y sinceramente en ella no tuve como prioridad, quizá ni como una opción la lectura y confieso que esta novela fue determinante para hacerla parte de mi vida.
Y es que esta centena de páginas nos recuerda (o al menos a mi) la importancia de las cosas que al crecer dejamos en el olvido, nuestras actividades y responsabilidades cambian y por ello; la forma de ver la vida, es muy frecuente dejarnos arrastrar por ella sin cuestionarnos.

El principito es una novela corta e ilustrada del año 1943 escrita por Antoine  de  Saint-Exupéry siendo esta su publicación más famosa, la cual aunque es considerada infantil por su léxico sencillo y fácil de entender, es muy fructífera al ser leída como adultos, pues la historia es desarrollada por medio de metáforas que nos llevan siempre a un tema de reflexión.

El protagonista es un simpático hombrecillo, el cual visita la tierra después de salir de su planeta y visitar algunos otros, en los cuales encuentra singulares  personajes, a los que siempre cuestiona, es esta su esencia, ´´Y él jamás renuncia a una pregunta ya formulada´´ denota gran imaginación y una asombrosa capacidad de observación y critica ante los hechos de su alrededor.

Es una atenta invitación a imitar, me parece que esta es la diferencia de ir caminando sin rumbo y decidir detenerse y cuestionarnos, ¿cuál es nuestra dirección?
Es para mí absolutamente indispensable su lectura, quizá caigo en el romanticismo más creo que vale la pena que lo descubras por ti mismo.




        Alcaraz, A. (2016).  El principito [Reseña del libro El Principito, de Antoine  de  Saint-Exupéry]


No hay comentarios:

Publicar un comentario