martes, 29 de noviembre de 2016

Ensayo final: Adopción

Adopción

Alondra Alcaraz Olivares

Introducción

El presente ensayo tiene como tema principal “la adopción” de menores, es decir, niños y niñas menores de 18 años. El principal objetivo fue conocer sobre este “estado jurídico” en la ciudad de Guadalajara, luego de esto me encontré con la dificultad de reunir los datos necesarios por lo que decidí hacerlo con antecedentes de la ciudad de México,  a causa de lo difícil que resulta encontrar información, ya que los datos son escasos y no son recientes, ni existe un sistema de registro sobre los albergues y casa de hogar, ni una actualización en las adopciones exitosas, o por el contrario fallidas. Nos encontramos ante un sector olvidado. A pesar de lo cual concluí continuar, pues es precisamente esto lo que me muestra una problemática social. ¿Por qué la falta de interés?
Previo a desarrollar el tema en cuestión escribiré sobre la familia y los tipos de familia que existen, creando así una base para desplegar ya que es importante considerar que adoptar es darle a alguien una familia.

La familia

“La sociedad más antigua de todas, y la única natural, es la de una familia; y aun en esta sociedad los hijos solo perseveran unidos a su padre todo el tiempo que necesitan para su conservación” Rousseau (1762)
Esta es una frase de la obra  El contrato social, si bien él se está refiriendo a la  tendencia de libertad del ser humano es posible reflexionar entre sus líneas el concepto que tiene de la familia, no es el único que habla de familia como un grupo social, sin embargo constituido por personas con algún parentesco, sin embargo aún en aquellas fechas sabemos que existía en algunas ocasiones la adhesión de algún  otro miembro que podía no tener una relación consanguínea, y aun así se daba la convivencia y comunicación como parte de esta micro sociedad, por supuesto en ese momento no se le daba un calificativo como lo puede ser en la actualidad la adopción, pero al considerarse a esta persona como miembro se le otorgaban ciertos derechos parecidos a los de otro integrante con lazos biológicos, de los cuales se obtiene una conveniencia personal sea esta voluntaria o involuntaria, es existente.
Por ejemplo: el hijo que recibe de sus padres sustento. De esta manera él  obtiene alimento y aportaciones necesarias para perdurar sin embargo al llegar a una edad en que le sea innecesario este sustento declara su libertad y puede o no, romper lazos con sus padres, por lo que podemos generar la breve conclusión de que se le atribuido a la familia (especialmente a los integrantes con mayor edad y cualidad)  la responsabilidad de procrear y educar a los miembros de la misma para en un futuro sean estos quien conformen una nueva casta y de esta manera continuar el ciclo.

Tipos de familia

Como se mencionó previamente los sociólogos clásicos reconocían a la familia como natural cuando esta cumplía con ciertos estereotipos, por ejemplo estar  formada por miembros con relación parental, a ejemplo de lo anterior podríamos decir que: una familia era aquella que contaba con un padre, una madre e hijos en común, siendo estos hijos biológicos.
Fue más delante donde algunos otros personajes como el antropólogo Lewis Henry Morgan en sus escritos sobre la familia primitiva. Siendo pionero en este campo público; cinco tipos de familia (consanguínea, punalúa, sindiásmica, patriarcal y monógama).
A continuación describiré  a manera de paráfrasis y brevemente cada uno de ellos:
o   Consanguínea: es en la que se asienta por medio de una relación biológica entre los integrantes.
o   Punalúa: en sus comienzos era permitida la interacción sexual entre miembros de la familia, es decir, entre padres e hijos o entre hermanos, esto fue cambiando hasta prohibir estas relaciones.
o   Sindiásmica: consiste en el matrimonio de una mujer con un varón, permitiendo a este último la infidelidad en incluso la poligamia.
o   Patriarcal: en la que se reconoce al padre como principal figura de autoridad, otorgándole la mayoría de derechos.
o   Monógama: aunque aún se da mayor facultad al hombre, en ese tipo de familia se es más equitativo en variados sentidos como el reconocimiento y división de tareas.
Me es importante mencionar que en ningún tipo de los antes mencionados se rompía la iniciativa de que las familias eran formados por personas con una relación biológica, lo cual quiere decir que ignoraban en su totalidad lo que hoy conocemos como adopción, no obstante como hicimos mención en el subtema anterior pudo darse el caso de que se admitiera dentro de este grupo social otra persona y esta podía o no tener los derechos que esto implica sin embargo de alguna manera era parte de él.
En la actualidad existen nuevos tipos o derivaciones de la familia sin embargo la situación es parecida, se sigue teniendo la idea de que una familia está formada por parientes, y son pocos los casos en que se menciona un tipo de familia con hijos adoptivos. Aun cuando esto sucede es siempre asociado con la imposibilidad de procrear su descendencia e incluso hay ocasiones en que es necesario presentar una prueba de infertilidad para fin de llevar a cabo un trámite de esta índole.
Ello autoriza a concluir que ni en el pasado ni en la actualidad existe una cultura de aceptación a este tipo de hecho, adoptar no es tomado como algo natural  y eso es precisamente lo que se busca “que no sea el centro de la vida, sino parte de ella” Cesar Callejas (2015) padre adoptante.

Adopción

“La adopción es un estado jurídico mediante el cual se confiere al adoptado la situación de hijo del o de los adoptantes y a estos, los deberes y derechos inherentes a la relación-paterno filial” DIF (2015)  apegados al aspecto legal, esta es la definición que se tiene de adopción en la actualidad, sin embargo el obtener los derechos que se mencionan en estas pocas líneas conlleva un transcurso de tramites exhaustivos, los cuales varían dependiendo del tipo de adopción (adopción plena, adopción simple o adopción  internacional) y también del lugar donde sean realizados, ya que cada estado y/o institución tiene requisitos distintos.
La problemática que encierra a la adopción va más allá de un trámite legal, el cual cabe resaltar es sumamente complicado y lleva un tiempo indeterminado, es decir podría prolongarse días, meses e incluso años, pero lo más complicado es tomar la decisión de ser un padre adoptante y estar seguro de ello aun conociendo las consecuencias que esto involucra. En la actualidad llevar a cabo este acto implica un desgaste tanto psicológico, como físico, y monetario. Y me ha sido necesario preguntarme ¿Por qué lo que pudiera considerarse como “la experiencia más humana y más grata que se pueda tener” ofrece tantas complicaciones?
De acuerdo a estadísticas del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI)  en su informe del 2015 reporta que la cifra aproximada de niños en albergues es de 30 mil niños y adolescentes al resguardo de las variadas instituciones de los cuales solo 50 de ellos están en plenas condiciones de ser adoptados, la diferencia de cantidades es enorme ¿no? Lo que abre un sin fin de interrogantes más, pues bien, la respuesta es que para que un niño pueda ser dado en adopción debe estar liberado legalmente, esto se logra a través de un juicio que normalmente es muy tardado debido a que cuando un menor es ingresado a este tipo de instituciones por “x” motivo y si es que este cuenta con padres o familiares biológicos se busca en primer lugar entregar a ellos la custodia del menor, ya que se considera que es más “apto” para su desarrollo vivir con personas que tengan una relación consanguínea debido a que se cree que esto genera una empatía innata.
Sin embargo en gran cantidad de ocasiones esto no se logra y el niño pasa años refugiado sin la más mínima posibilidad de ser parte de una familia, debido a que durante el tiempo en que se trató de posibilitar volver con sus padres, tíos, abuelos etc., el niño ha crecido y los adoptantes no esperan un niño de 5, 6, 7… años sino un pequeño bebe que puedan arrullar entre sus brazos. Considerando que al decidir adoptar se busca primordialmente el bienestar del infante ¿no es egoísta despreciar a uno por ser mayor y desear al que todavía no ha nacido?
Por otra parte en el año 2014 existe un registro por parte del sistema de desarrollo integral de la familia (DIF) en el que se evidencian 701 asesorías brindadas para personas que pretendían adoptar de las cuales, solo 15 fueron culminadas. Las razones por las que hay esta deserción son de distinta naturaleza, sin embargo la mayoría data en la cantidad de requisitos que se deben cumplir y el tiempo de espera.
Al final se tiene como resultado cientos de familias dispuestas a adoptar a un infante que por uno u otro motivo no lo han logrado, y miles de pequeños sin una familia. Y la realidad es que al final la mayoría de estos menores crecerán en un albergue y en el mejor de los casos habrán aprendido un oficio, así se ven obligados a salir y enfrentarse a un mundo. Pero ¿Cómo? ¿Cómo se logra salir adelante siendo echados a la calle, sin un hogar, sin una familia, quizá sin apoyo de nadie, sin un empleo, sin estudios superiores? ¿Cómo?
En mi opinión  y a modo de conclusión final considero que lo alarmante de este tema no es solo el exceso de requerimientos, ni siquiera las cifras tan deprimentes que existen, sino el desinterés social, ciertamente no existen estadísticas resientes y es esto un punto clave que me hace llegar a esta conclusión “no existen” por qué el interés es poco, por que abundan las opiniones sobre los niños en desamparo o denigrados peo jamás la búsqueda de una solución.
No existen estudios fundamentados, quizá nadie tuvo el suficiente interés, las autoridades no lo tienen pero aún más importante “nosotros como ciudadanos, como los creadores de esta sociedad” no lo tenemos, nos conformamos con verdades a medias o con ignorancia porque es difícil darse cuenta de lo equivocados que estuvimos y  más arduo esforzarse por cambiarlo.



Fuentes consultadas

Dif GDL. (2015). Adopción. 18/nov/2016, de Dif Sitio web: http://www.difgdl.gob.mx/index.php/ninos/173-adopcion

Sistema DIF Jalisco. (s.f.). Msnual general de servicios al publico adopcion modalidad: nacional e internacional. Guadalajara: Gobierno de Jalisco.

Canal judicial canal once  (2015) “adopción en México fantasía o realidad”

No hay comentarios:

Publicar un comentario