lunes, 11 de mayo de 2015



José Brian Guzmán Velázquez
Espacio público para todo el público
El espacio público es el lugar donde todos y todas podemos estar, sentados, parados, caminando, corriendo, leyendo o durmiendo, en carro, en bicicleta o en patineta, es decir un espacio de libre convivencia, donde debe haber armonía y paz, donde exista una convergencia y se propicien las relaciones entre todos.
La importancia del espacio público para la sociedad reside en que es básico para que exista un lugar de convergencia y convivencia de los miembros de una sociedad.
Pero, ¿Por qué el espacio público no es para todos? Es cierto que hay prioridades dentro del espacio público, entonces ¿Por qué nos invaden las carpetas de asfalto?, ¿llegará el día en que todos nos movamos sobre llantas?
En la actualidad los espacios públicos se han ido disminuyendo y consumiendo por infraestructura para los automóviles o grandes construcciones para comercios y viviendas.
¿Qué surge de todo esto? La disminución de estos espacios provoca que la gente no conviva en comunidad o disfrute y sienta la ciudad, y a su vez el desinterés por lo que sucede en su entorno, derivando una fuerte problemática a nivel social.
El espacio público debe ser un lugar de convivencia armónica, refiriéndonos a movilidad y traslado de las personas, encontramos diversas maneras de movernos de un lugar a otro, de la casa al trabajo, del trabajo a la escuela, en bicicleta, en moto, en transporte público o  caminando.
Hablaremos de las características, funcionalidad, dimensiones y lo que es un espacio público, y de cómo estos lugares demuestran la identidad, cultura e historia de la ciudad.
Además trataremos de la problemática actual que viven nuestros espacios, la calle, los arroyos vehiculares y como estamos siendo invadidos por mas carreteras y avenidas para dar circulación a los automóviles, olvidando la importancia que tiene para la vida cotidiana de los ciudadanos un espacio al cual acudir a hacer actividades recreativas y de interacción personal y social.
Y la importancia que tiene el que se retomen políticas publicas enfocadas al mejoramiento y la creación de nuevos espacios de convivencia adecuados y adaptados a las necesidades de la ciudadanía.
Sobre todo también, fomentar el respecto en las diferentes maneras que usamos las personas de la ciudad para movernos, desde la ama de casa que va caminando a la escuela a dejar a los niños, hasta el ciclista que usa su bicicleta para trasldarse a lo largo del dia en sus actividades, o el automovilista que necesita rigurosamente el vehiculo por las distancias que cubre.
Trataremos de crear ese respeto y esa empatía en este trabajo, mostrando las prioridades dentro de la ciudad en todos sus espacios.


















Definiciones de espacio público

Se llama espacio público o espacio de convivencia, al lugar donde cualquier persona tiene el derecho a circular, en paz y armonía, donde el paso no puede ser restringido por criterios de propiedad privada, y excepcionalmente por reserva gubernamental. Por lo tanto, espacio público es aquel espacio de propiedad pública, dominio y uso público.
Se entiende al espacio público como el lugar de encuentro se caracteriza por ser un ámbito abierto por y para el ejercicio de la vida en sociedad. Representa el lugar idóneo para el desarrollo de actividades deportivas, recreativas, artístico-culturales, de esparcimiento, y en general para el uso y disfrute de la comunidad las 24 horas del día 
El espacio público supone pues dominio público, uso social colectivo y multifuncionalidad. Se caracteriza físicamente por su accesibilidad, lo que lo hace un factor de centralidad (Borja 2000). El espacio público puede ser definido y categorizado desde el aspecto legal, político, ambiental, cultural, etc., y puede estar sujeto a distintas normas y, representar usos distintos o específicos.
El espacio público moderno proviene de la separación formal (legal) entre la propiedad privada urbana y la propiedad pública. Para usos sociales característicos de la vida urbana (esparcimiento, actos colectivos, transporte, actividades culturales y a veces comerciales, etc. Desde una aproximación jurídica, podemos definirlo como un espacio sometido a una regulación específica por parte de la administración pública, propietaria o que posee la facultad de dominio del suelo, que garantiza su accesibilidad a todos y fija las condiciones de su utilización y de instalación de actividades (Segovia y Jordan 2005: 17).
http://es.wikipedia.org/wiki/Espacio_p%C3%BAblico ultima vez consultada 10 de mayo de 2015





Dimensión Física
El espacio público se caracteriza por ser un territorio visible,  accesible por todos con marcado carácter de centralidad, es decir, fácilmente reconocible por un grupo determinado o indeterminado de personas que en primer lugar le asignan un uso irrestricto y cotidiano; y en segundo lugar, en el caso no lo utilicen de manera directas e identifican con él como una parte de la ciudad que los  podría eventualmente acoger sin ofrecer resistencia. Esto implica que  debe ser concebido con capacidad de adaptación; es decir con la suficiente apertura para acogerla instalación de una multiplicidad de actividades, y la adaptabilidad a nuevos usos.

Dimensión Política
El acceso a un espacio público de calidad es uno de los ejes centrales de lo que  llamamos el derecho a la ciudadanía que en palabras de Jordi Borja es, “…históricamente, el estatuto de la persona que habita la ciudad, una creación humana para que en ella vivan seres libres e iguales.” El espacio público expresa el diálogo entre la administración pública como propietaria jurídica del territorio (que faculta el dominio del suelo y garantiza su uso), y la ciudadanía que ejerce un uso real del mismo, otorgándole carácter de dominio público (apropiación cultural colectiva). Es decir, la apropiación cualifica al espacio colectivo y le otorga su condición de espacio público .La dinámica que encontremos en cualquier espacio público de la ciudad depende directamente del nivel de apropiación dado por parte de la gente, más que de cuán bien se encuentre equipado el espacio (es decir, la calificación de espacio público es aportada por la gente y no por el planificador).

Dimensión Social
Si algo define al espacio público como constitutivo de la ciudad, es que es escenario del anonimato, que es la base de cualquier forma verdadera de  integración social; en el sentido que nos libera de justificar nuestro origen, condición social, idiosincrasia, etc. y no se establece como iguales el uno con el  otro.
El espacio público se presenta a la vez como el punto donde esa igualdad basada en el anonimato es sistemáticamente confrontada con las relaciones de poder que condicionan la posibilidad de su uso equitativo. Dichas relaciones de poder se reflejan en disputas por el control de los espacios, conflictos de variada naturaleza e intensidad que se producen ya sea por las características de los individuos o grupos que los utilizan (inequidades de género o edad) o por la poca compatibilidad entre las dinámicas que en ellos se dan (del transitar y del estar, de lo comercial y lo residencial, de lo deportivo y lo recreativo, etc.)

La Dimensión Cultural
El espacio público es espacio de historia, de identificación con el pasado de toda  ciudad, que expresa identidades y origen es común es: tanto en sus monumentos como en sus  accidentes. Pero a la vez, a manera de un escrito, es pasado y presente a la vez: las huellas e identidades del pasado se mezclan y contaminan las  acciones presentes. A partir de dicha identidad con el pasado el espacio público se convierte en espacio de relación social, de identificación simbólica cotidiana, de expresión e integración cultural, representando físicamente la idea de lo colectivo en el territorio de la ciudad como hecho del día a día. Si bien hemos tratado de tener diferentes entradas al concepto de espacio público, debemos decir que más allá de todas las dimensiones que éste pueda tener como espacio del encuentro social o político, de la representación o del intercambio; la idea que engloba estos aspectos refiere a que el espacio público y “la ciudad es la gente en la calle”. Es precisamente la gente quien le otorga sentido al espacio público, cualificándolo y dándole escala humana, ya sea como espacio de la cordialidad o espacio del conflicto. Por tanto las acciones de intervención deben ante todo concentrarse en primero  conocer y comprender a la gente como una cuestión inherente al territorio. El espacio  es finalmente el entorno alrededor de la gente, siendo a la vez que espacio de la ciudad espacio de la construcción y consolidación de la ciudadanía.
Para que el espacio público tenga funcionamiento, como en los párrafos anteriores se menciona, es necesario que la ciudadanía se apropie y haga uso de ellos, es decir, el simple hecho de estar haciendo “lo que se quiera hacer” en el espacio, el espacio cumple con su función primordial para la que fue creado.
Los espacios públicos deberían ser de preferencia espacios abiertos, si restricción de entrada, horarios o costo, para que estén al acceso de cualquier persona o habitante de la ciudad.
La seguridad en los espacios públicos, es esencial, pero no es necesario o riguroso el que esté presente siempre alguien que los cuide, alguien encargado o un policía, simplemente el buen uso del espacio acompañado de una buena iluminación, hacen al espacio público un lugar seguro para cualquiera que quiera estar ahí.
De ahí deriva la idea de que un espacio tomado por la ciudadanía o la gente es un espacio libre y seguro, en la situación actual, un espacio que se le quita a la delincuencia.

Movilidad
Pero ahora hablemos del espacio público desde un aspecto más dirigido a la movilidad y como nos trasladamos las personas dentro de la ciudad en las múltiples actividades del ir y venir cotidiano.
Es de vital importancia difundir un respeto hacia todos y cada uno de quienes nos movemos dentro del espacio público, existe la llamada pirámide de la movilidad o jerarquía de la movilidad que nos indica las preferencias de los actores en ell espacio, es decir, al llegar a una esquina todos juntos, ¿Quién tiene la preferencia?
La jerarquía de la movilidad urbana prioriza los modos de transporte que promueven la equidad, el beneficio social y dañan menos al medio ambiente. El derecho a moverse dentro de la ciudad es universal y no debe reservarse solo a los propietarios de automotores privados.
http://3.bp.blogspot.com/-rEnGb9Ydfps/UVzLwKT3-UI/AAAAAAAABkg/muPy0KUYosE/s1600/2.PNG

A continuación describiré las principales maneras de moverse o actores en el espacio publico
1.    Persona discapacitada: La discapacidad es aquella condición bajo la cual ciertas personas presentan alguna deficiencia física, mental, intelectual o sensorial que a largo plazo afectan la forma de interactuar y participar plenamente en la sociedad.
Es por esta condición, ajena a su voluntad, se encuentran vulnerables y su movilidad es lenta y reducida
2.    Peatón: es el individuo que transita a pie por espacios públicos. En espacios cerrados no se usa este término por ser todos peatones. Así, a los usuarios de la bicicleta se les conoce como ciclistas, a los usuarios de automóviles motoristas y así sucesivamente. Dentro de los modos de transporte es el más importante porque hace parte de cualquier viaje, permitiendo el acceso a los estacionamientos y a los lugares de destino, independiente de si un trayecto se hizo en algún otro modo (taxi, bicicleta, automóvil, bus, metro, etc.).
3.    Ciclismo: El ciclismo urbano consiste en la utilización de la bicicleta como medio de transporte urbano, generalmente para distancias cortas.
4.    Transporte Público: El transporte público es el término aplicado al transporte colectivo de pasajeros. A diferencia del transporte privado, los viajeros de transporte público tienen que adaptarse a los horarios y a las rutas que ofrezca el operador. Usualmente los viajeros comparten el medio de transporte y está disponible para el público en general. Incluye diversos medios como autobuses, trolebuses, tranvías, trenes, ferrocarriles suburbanos o ferris.
5.    Transporte privado: es el término que comúnmente se utiliza para referirse a los servicios de transporte que no están abiertos o disponibles para el público en general. Técnicamente, el transporte privado se diferencia del transporte público en tres aspectos: Primero, el transporte privado no está sujeto a rutas, es decir, el usuario selecciona el camino que considere más conveniente para llegar a su destino. Segundo, no depende de horarios, a diferencia del transporte público dónde el horario del viaje está dispuesto a la disponibilidad de los servicios. Tercero, la velocidad es selección del viajero (dentro de las limitaciones del vehículo, legales y de la infraestructura).


En nuestra Zona Metropolitana de Guadalajara, en los últimos años los gobiernos han apostado e invertido a la infraestructura para los automóviles, argumentando que estas obras tales como pasos a desnivel, nodos viales, ampliación de carriles a las avenidas principales, disminuye el tiempo de traslado de los automovilistas, pero a la simple percepción de los ciudadanos, automovilistas, o usuarios del transporte público, esto resulta una completa falsedad, ya que por el contrario, el tiempo que pasamos en el tráfico es cada vez mayor.
Aunado a esto, estamos viendo como los espacios destinados para los peatones o a las distintas maneras de movernos está siendo devorado por un carril extra, o un paso a desnivel nuevo, desplazando por completo a los demás medios de trasladarse.
Durante 2014 México registró un aumento de 0.02 puntos en la promoción del uso de bicicletas en respecto a 2013.
El Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP) por sus siglas en ingles dio a conocer que México obtuvo 14.3 de 100 puntos en el ranking de ciclo ciudades 2014.
Dicho ranking está basado en 10 indicadores entre ellos los relacionados al presupuesto que se otorga para movilidad en Bicicleta, la capacidad que hay en las instituciones faciliten la creación de ciclo vías o de infraestructura en general así como la posibilidad de monitorear dicha actividad y promoverla entre los ciudadanos.
El crecimiento desmedido y la falta de planeación de los municipios, generan necesidades de traslado de hasta dos horas, es decir, esto es causa de que nuevos desarrollos inmobiliarios son erigidos de la noche a la mañana a kilómetros de distancia de la concentración urbana, sin una vigilancia por parte de los gobiernos, que asegure a los ciudadanos que adquieren su vivienda en los desarrollos, que los servicios básicos sean brindados sin mayores contratiempos, en específico el de un sistema de transporte suficiente para la cantidad de personas que ingresa o sale de ahí.







No hay comentarios:

Publicar un comentario