lunes, 1 de diciembre de 2014

Una noche en el ferrocarril galáctico (reseña)

Una noche en el ferrocarril galáctico es un largometraje animado basado en el libro del mismo título de Kenji Miyazawa, que salió a la gran pantalla en el año de 1985. Con un tipo de animación estilo anime, poca iluminación que hace parecer la mayoría de las escenas nostálgicas y tristes y personajes como animales, en su mayoría gatos, antropomórficos e incluso algunas personas, es un filme que ha tocado y hecho tambalear y fruncir las cejas a más de un espectador.
La historia al principio parece bastante simple, Giovanni es un niño con una familia rota, su padre, del que se da a entender que está desaparecido es una burla para el pueblo, aunque Giovanni cree que está en un viaje para cazar, pues lo dejó con la promesa de que le iba a traer de vuelta una chaqueta de cuero de nutria, seguido se le pregunta por novedades acerca de él, pero el niño nunca tiene alguna. Su madre, por otro lado, nunca aparece en la película, sólo se oye su voz y se da a entender que está enferma, no puede limpiar la casa ni trabajar, por lo que su hija limpia su casa y Giovanni trabaja repartiendo periódicos en la mañana y en una imprenta después de la escuela. Él no tiene muchos amigos, de hecho es maltratado por sus compañeros de clase, excepto por uno, Campanella, con él establece una amistad poco después.
En la historia se hace mención a algunas características que tiene el universo, y después se habla sobre Dios y la vida, esto último por parte de personajes interesantes y en su mayoría trágicos que Giovanni y Campanella se encuentran en un tren, al que llegó el primero por coincidencia, había ido de noche a un evento en la plaza del pintoresco pueblo en que vive, para salir corriendo de ahí por un comentario que hizo un compañerito suyo, corrió y corrió para después recostarse en el pasto de una colina, se quedó dormido y luego fue despertado por el sonido y luz del tren que está fuerísima de contexto, no habían rieles ni ninguna estación, lo siguiente que vemos es a él en un asiento del tren, y luego se encuentra con Campanella que parece aparecer de la nada.
Las siguientes escenas son muy lúgubres, el ferrocarril parece ser capaz de viajar por tiempo y espacio, y parar cuando sucesos trágicos acontecen, además de alguno que otro paisaje increíble y maravilloso en el que las aves posan en árboles y se convierten en frutos, suben más pasajeros, un comerciante y tres víctimas del hundimiento de un barco, que son un niño, su hermana y su tutora que tomó cardo ge ellos desde el fallecimiento de sus padres cuentan sus historias.
Se acerca el momento en el que cuento el espectacular final de la historia, para lo cual, si tienes en mente verla, debo sugerirte que no leas el siguiente párrafo, pues se disfruta mucho más cuando no sabes lo que va a pasar.
Aquí cabe mencionar que en el viaje Campanella y Giovanni forjan una gran amistad, y que seguido es mencionado que nuestro protagonista no debería estar a bordo del tren, los pasajeros ya se había bajados en sus debidas estaciones, y llegamos a una en la que toma sentido el significado del tren en sí, la trascendencia, el camino a tomar para llegar a donde pertenecemos después de morir, se muestra una congregación de ángeles acompañada de música celestial (es aquí donde desbordan los niños y su tutora, porque murieron de una manera natural y sin haber pecado), y de ahí viene algo que yo entiendo por el purgatorio, Campanella se limita a decir que debe ir a reunirse con su madre, su amigo se desespera e intenta detenerlo, pero no puede, no puede bajar del tren como Campanela ya lo había hecho, entre lágrimas y gemidos, regresa al pueblo, sólo para notar el borlote que ahí se había armado, su amigo había caído al río y muerto.
A pesar de no tener un mensaje muy claro como de fábula o como de cuento, este film te cambia de alguna manera si eres sensible, encrudece tu manera de ver las cosas, te da a entender que la vida nos maltrata al azar e incluso puede dejarte una pequeña cicatriz, y yo la recomiendo aunque sea así, tal vez porque soy un poco masoquista, porque no me gustan los finales felices o porque me agrada lo lúgubre que es, considero además que está muy bien hecha y te puede hacer recapacitar sobre tus creencias o tu ideología de vida, muerte y trascendencia.
Como manera de hacerles saber que me gustaría que la vieran, dejo aquí el link de YouTube en donde la pueden ver con subtítulos al español, Gracias por su atención y les mando un saludo, hasta la próxima.
Link de la presentación Power point:

5 comentarios:

  1. Me gustó....mucha fantasía y un poco de inocencia ...

    ResponderEliminar
  2. Supongo que podria intentar darle una opurtunidad

    ResponderEliminar
  3. Supongo que podria intentar darle una opurtunidad

    ResponderEliminar
  4. Hace tiempo que quería saber cual era el nombre del bendito dibujo que me traumatizó cuando era chiquitita, recuerdo que mi pá quería apagar la TV porque me daba mucha pena el dibujo, y yo llorando para que no lo quitara y también por las escenas, no recordaba que eran gatos, sólo que era un tren que viajaba y era triste, hasta pínte la pared con una tiza el dibujo de un tren...así de traumada estaba xDDD, no recuerdo si me apgaron la TV o no, porque no recuerdo el final :/

    ResponderEliminar
  5. Por cierto, gracias por la info. Ahora volveré a verla :)

    ResponderEliminar