sábado, 28 de enero de 2017

Taxi Driver; Reseña

Película Taxi Driver, Martin Scorsese
Taxi Driver es una película estadounidense de drama y suspenso escrita por Paul Schrader y dirigida por Martin Scorsese en 1976. Ambientada en la ciudad de Nueva York tiempo después de la guerra de Vietnam.

La filmografía presenta la vida de Travis Bickle (protagonizado por Robert De Niro), un ex marino solitario que padece de insomnio. Debido a su vasto tiempo libre, decide trabajar en una agencia de taxis. Pasando así de los cines pornográficos, a la vida nocturna de las calles neoyorkinas.  Es aquí en dónde se enfrenta con lo que él califica como la escoria social: ladrones, drogadictos, prostitutas, traficantes etc. Compartiéndonos su inconformidad en unas cuantas palabras: “Ojalá una lluvia cayera sobre esta ciudad y limpiara toda esta escoria".
Sumergido en el aislamiento, se limita a la mínima interacción con sus clientes. Narrándonos en una voz en off todas sus experiencias escritas en su diario; técnica que nos lleva más de cerca a su soledad.  Hasta que conoce a Betsy, una joven funcionaria de campaña política. De la que se enamora hasta el punto de auto reclutarse como voluntario, sin siquiera conocer la postura política del partido. Es aquí donde charla seguidamente con Betsy, y se da comienzo a lo que pareciera una relación, pero dado a la carencia de vida social de Travis y su inexperiencia con las mujeres, lo lleva a cometer un vergonzoso acto que cambiara drásticamente la relación con Betsy, marcando su fin.  

En unos de sus rondines nocturnos, lleva como pasajero al candidato a gobernador del partido, y mantienen una conversación sobre su participación como voluntario en su campaña y los problemas que aquejan a la ciudadanía, aprovechando para resaltar la abundante “basura” y la necesidad de deshacerse de ella.
Y no es hasta que conoce a un hombre con aires de venganza por los devaneos de su esposa, que Travis comete su primer asesinato, vengándose en el nombre de aquel sujeto, del que recibe una buena cantidad de dinero, con el que después compra todo un equipo de armas de fuego. Dando así inicio a su entrenamiento como limpiador. Algo digno de mencionar, es esa ligera sensación de falta, de huecos que, durante todo el film, incitan a la especulación fuera de foco, y despierta así, la imaginación del espectador. Acompañando toda su travesía con una banda sonora (compuesta por Bernard Herrmann) que crea un contraste con la película, ya que da un aire de alegría a comparación de la crudeza de la película. 
Una serie de circunstancias lo llevan a conocer a Iris, una prostituta de 12 años enamorada de su proxeneta, del que Travis la trata de salvar, enfrentándose con él en un tiroteo del que, Travis, sale gravemente herido y en estado vegetativo durante unos meses. Despertando después con la noticia de que Iris estaba a salvo, y él; un héroe. Para estar luego de vuelta en las calles de Nueva York. 

Es así como Scorsese nos presenta una ciudad perturbada a través de los ojos de un insomnio crónico apaciguado por antipsicóticos. Una soledad viajera de la que nos hace participes. Taxi driver, un drama pasivo acompañado de una ironía cruda.

Taxi driver, un viaje de media madrugada. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario